burbuja

Auges y derrumbes: Las siete etapas de una burbuja financiera

Una de las claves para prepararse es entender la naturaleza de los auges y los derrumbes del mercado. Esto se puede hacer comprendiendo la historia y entonces ver los patrones de la historia en juego en el mundo de hoy.

A lo largo de los años, leí varios libros sobre el tema de auges y derrumbes. Casi todos cubren la manía de los Tulipanes en Holanda, la Burbuja de los Mares del Sur y, por supuesto, la Gran Depresión. Uno de los mejores libros: “¿Puede ocurrir de nuevo?” fue escrito en 1982 por el premio Nobel Hyman Minsky.

En este libro, describió las siete etapas de una burbuja financiera. Estas son:

Etapa 1: Una onda de choque financiera

Una crisis comienza cuando una perturbación financiera altera el actual status quo económico. Podría ser una guerra, bajos tipos de interés, o nueva tecnología, como fue el caso en el auge de las punto-com.

Etapa 2: Aceleración

No todas las crisis financieras se convierten en auges. Lo que se requiere es combustible para encender el fuego.

Después del 11 de septiembre, creo que el combustible en el mercado de bienes raíces fue el pánico cuando el mercado de valores colapsó y las tasas de interés cayeron. Miles de millones de dólares inundaron el sistema desde los bancos y el mercado de valores, y el auge inmobiliario más grande de la historia tuvo lugar.

Etapa 3: Euforia

Todos perdimos auges. Un inversionista sabio sabe esperar el siguiente auge, en lugar de saltar adentro del que perdieron. Pero cuando la aceleración se convierte en euforia, los tontos más grandes se apresuran a entrar.

En 2003, todos los tontos estaba entrando a los bienes raíces. La muchacha de la caja de mi supermercado local me entregó su tarjeta de agente inmobiliaria recién impresa. El mercado de la vivienda se convirtió en el tema tendencia del cual hablar en todas partes. “Flipping” (comprar y vender) se convirtió en la palabra de moda en las reuniones. Las casas se convirtieron en cajeros automáticos, ya que los deudores de tarjetas de crédito tomaban préstamos a largo plazo para pagar deudas a corto plazo.

Las compañías hipotecarias anunciaban repetidamente, cortejando a la gente para pedir prestado más dinero. Planificadores financieros, cansados de explicarles a sus clientes por qué sus planes de jubilación habían perdido dinero, saltaron de nave para convertirse en corredores de hipotecas. Durante este período de euforia, los amateurs creían que eran genios en bienes raíces. Le decían a cualquiera que quisiera escuchar cuánto dinero habían ganado y cuán inteligentes eran.

Etapa 4: Problemas financieros

Los insiders les venden a los outsiders. Los tontos más grandes están entrando ahora en la trampa. Los últimos tontos son los que permanecieron al margen durante años, viendo subir los precios, aterrorizados por saltar. Por último, la euforia y las historias de amigos y vecinos ganando en grande en el mercado llegan a ellos. Los últimos, los escépticos, los amateurs, y los tímidos son finalmente superados por la codicia y se apresuran a entrar en la trampa, efectivo en mano.

No tarda mucho antes de que la realidad y la angustia entren a escena. Los mayores tontos se dan cuenta de que están en problemas. El terror se establece, y comienzan a vender. Comienzan a odiar al activo que una vez amaron, independientemente de si es una acción, bonos, fondos mutuos, bienes raíces, o metales preciosos.

Etapa 5: El mercado se invierte, y el auge se convierte en un derrumbe

Los amateurs comienzan a darse cuenta de que los precios no siempre suben. Puede que noten que los profesionales han vendido y ya no están comprando. Los compradores se convierten en vendedores, y los precios comienzan a caer, haciendo que los bancos tambaleen.

Minsky se refiere a este período como “descrédito”. Mi padre rico decía: “Esto es cuando Dios te recuerda que no eres tan inteligente como creías que eras.” El dinero fácil se ha ido y las pérdidas empiezan a acelerarse. En el sector inmobiliario, el tonto más grande se da cuenta de que debe más por su propiedad de lo que vale. Está al revés económicamente.

Etapa 6: El pánico comienza

Los amateurs ahora odian sus activos. Empiezan a volcar a medida que los precios caen y los bancos dejan de prestar. El pánico se acelera. El auge ahora es oficialmente un derrumbe. En este momento, podrían instalarse controles para frenar la caída, como suele ser el caso en el mercado de valores. Si la caída continúa, la gente comienza a buscar a algún prestamista de último recurso para salvarnos a todos. A menudo, este es el banco central.

La buena noticia es que en esta etapa, los inversionistas profesionales se despiertan de sus sueños y se emocionan de nuevo. Son como un oso hibernando despertando después de un largo sueño y encontrando una pila de latas de basura, llenas de comida cara y champán de la fiesta de la noche anterior, situado justo en la salida de su guarida.

Etapa 7: El caballero blanco entra

Ocasionalmente, el derrumbe realmente explotó, y el gobierno debe intervenir, como lo hizo después del colapso del 2008, comprando acciones de compañías como GM y rescatando a grandes bancos de Wall Street que se apalancaron demasiado.

Hoy, deberías preguntarte en qué etapa crees que estamos. El mercado de acción está en un nivel record nunca antes visto. Los inversores están corriendo a IPOs como los de Snapchat incluso cuando la empresa está perdiendo dinero dos veces más rápido a como lo hacía antes de su salida a bolsa. El índice VIX está en su nivel más bajo en casi 25 años.

Y los traders profesionales están diciendo, “una corrección está llegando y será feo.”

No puedo decirte qué sucederá exactamente, pero puedo decirte que es mejor que estés preparado.

Obtén los mejores consejos para lograr el éxito en tu e-mail