iq financiero

Aumenta tu IQ financiero mientras los demás están ahorrando o derrochando

Con la fecha límite para pagar impuestos, las conversaciones alrededor del bidón de agua es predecible. Las personas o celebrarán o se quejarán por sus declaraciones de impuestos.

De acuerdo con CNN Money en 2015, “Casi 8 de cada 10 contribuyentes recibieron reembolsos.” ¿La cantidad promedio del reembolso? $2,800.

Si bien puede parecer una agradable ganancia inesperada el obtener un retorno, la realidad es que no es lo mejor. Esencialmente, conseguir un reembolso del IRS significa que ellos obtuvieron un préstamo gratis de ti. Que $2,800 o lo que sea que sea que regresó es tu dinero, dinero que le pagaste en exceso al gobierno. Es dinero que estuvieron usando todo el año, y dinero que no pudiste usarlo tú.

Dicho esto, un reembolso de impuestos es dinero extra en efectivo que la persona promedio tendrá a mano para gastar en algún momento durante el año. Por lo tanto, hay muchas discusiones sobre cómo gastarlo.

De acuerdo a una encuesta realizada por Bankrate.com, las personas planean gastar sus reembolsos de las siguientes maneras:

1. 6% en un derroche como vacaciones
2. 34% planean ahorrarlo e invertirlo
3. 29% pagará necesidades como alimentos y facturas
4. 27% para saldar deudas

Aquí tienes cinco formas tipo padre rico para gastar tu reembolso este año.

La buena noticia es que dada la declaración de impuestos promedio, probablemente puedas mezclar y combinar varios de estos. Están diseñados para promover tu educación financiera y te empujen hacia el camino para salir de la carrera de ratas y enriquecerte.

Comprar libros de educación financiera

Siempre sentí que un dólar gastado en un buen libro nunca es un dólar mal gastado (a menos que nunca leas el libro).

Personalmente, leo varios libros cada mes, todo enfocado en mi educación financiera. Leo libros sobre cómo funciona el dinero, libros sobre inversión, y libros sobre historia para entender los patrones de lo que está sucediendo hoy en relación con el pasado.

Suscribirte a publicaciones financieras

Si quieres ser rico, es importante entender lo que está sucediendo en el mundo de hoy en lo que respecta al dinero y los negocios. Mientras que los libros son importantes para sentar las bases para los principios que necesitas entender acerca de cómo funciona el dinero, las noticias es el lugar donde ves esos principios en acción y, mejor, aprender a ponerlos a trabajar para ti.

Cada mañana me levanto y leo una serie de newspapers, revistas y boletines para mantenerme informado sobre lo que está sucediendo en el mundo. Tú también deberías hacerlo.

Yo te sugiero que te suscribas a “The Wall Street Journal”, “The Economist”, “Bloomberg Businessweek,” y cualquier publicación dedicada a la clase de activos en las que estés interesado en aprender o en activamente comenzar a trabajar en ello.

Contrata un coach personal o financiero

¿Tienes grandes sueños o planes que no encontraste la manera de actuar sobre ellas todavía? ¿Hiciste una resolución de Año Nuevo que simplemente pateaste para adelante una y otra vez? Necesitas un coach.

Al igual que en los deportes, un coach existe para motivarte, señalar donde estás corto y darte un plan de juego ganador para ejecutar. Las personas más ricas que conozco invierten en coachs personales y financieros, incluido yo mismo.

Un buen coach te dará mucha retroalimentación abierta y honesta, te mantendrá responsable con tus metas y te animará cuando más lo necesites.

Asiste a un seminario de capacitación

No hay nada como aprender en persona de expertos y conociendo personas con ideas afines que compartan tu pasión por el crecimiento personal. Y el único lugar en el que realmente puedes hacer eso es en un seminario en vivo centrado en un entrenamiento intensivo en torno al dinero y la inversión.

Hay muchas opciones por ahí de este tipo de seminarios. Lo que debes buscar es que estén dirigidos por expertos que realmente hagan lo que están enseñando, y no sólo hablen de ello. Además, asegúrate de tener la base adecuada de conocimientos antes de registrarte. Podrías ser capaz de complementarla con recursos gratuitos o de menor costo antes de saltar a comprar una más grande como esta.

Lo mejor de los seminarios es que te permiten tomar un descanso de tu día a día. Son un poco como entrar en un mundo diferente; uno donde puedes soñar más grande y pensar más profundamente. Haces nuevos amigos, ganas nuevas habilidades y sales con más energía de la que tuviste en mucho tiempo. Son una inversión digna cuando estás listo para ellos.

¿La clave para hacer valer la pena el costo? Poner las cosas que aprendiste y las relaciones que hiciste a trabajar. Nada es más triste que gastar dinero en un seminario sólo para volver a la forma en que vivías antes.

Paga las deudas malas

Si bien es común que muchas personas digan que quieren pagar las deudas con su declaración de impuestos, no separan la deuda buena de la deuda mala.

En resumen, la deuda mala es la deuda que saca dinero de tus bolsillos cada mes. Por ejemplo, una tarjeta de crédito utilizada para compras como una TV o ropa es una deuda mala. Sin embargo, si la utilizaste para comprar una inversión y ganas más con esa inversión de lo que tienes que gastar para pagar los pagos de esa tarjeta de crédito, esa es una buena deuda. Está poniendo dinero en tus bolsillos.

Supongo que la mayoría de la gente realmente se refiere a la deuda mala cuando dicen que van a utilizar su declaración de impuestos para pagar deudas, y eso es algo realmente bueno. Si tienes deudas malas que necesitas eliminar, entonces por todos los medios hazlo. A continuación, utiliza los ahorros que obtienes para invertir en tu educación financiera con algunas de las cosas que mencionamos en este artículo.

Obtén los mejores consejos para lograr el éxito en tu e-mail