reglas

Este exitoso emprendedor serial se apega a estas 4 estrictas reglas siempre que tiene que despedir a alguien

Cualquiera que maneje un negocio sabe lo difícil que es encontrar talento. Lo que es personalmente más difícil es dejar que ese mismo talento se vaya. Hacerlo se siente como un fracaso.

¿Hiciste lo suficiente para entrenar al empleado?

¿Deberías haber observado más cuidadosamente cualquier señal de advertencia de que esta persona no era la adecuada?

Por no mencionar ese pozo en tu estómago por que estás a punto de lastimar a alguien.

Scott Kurnit, fundador de About.com y Keep.com, ha tenido que despedir a muchas personas mientras construía varios negocios. No es de extrañar que haya desarrollado algunas reglas para vivir.

Algunas reglas incluyen:

1. Nunca despidas a alguien justo antes del fin de semana

“Nunca, nunca despidas a nadie en un viernes,” dice Kurnit. “Porque se van a casa, y no saben si decírselo a su esposa o marido, entonces se lo guardan, y no sabes lo que la gente podría hacer. Ellos no saben que van a estar bien y podrían enloquecer.”

Imagínate conocer la noticia justo antes de poder disfrutar de un tiempo con tu familia.

No está bien. Quizás lo más importante, cuando recibes la noticia el viernes, no puedes hacer nada al respecto. Tus colegas y amigos de tu red están a punto de desconectarse por el fin de semana. Ningún futuro empleador estará disponible durante dos días más. Terminas enredado con ello durante el fin de semana antes de poder tomar cualquier acción.

Si el despido lo haces a principio de la semana, dejas que tu gente haga algo sobre su situación inmediatamente.

2. Nunca despidas a alguien tarde al final del día

De nuevo, quieres que la gente tenga la mayor cantidad de tiempo en esa semana para hacer algo, ya sea llamar a su reclutador o amigos de su red. Esta regla es también en parte para el jefe. Lo peor para ti es preocuparte por la acción durante todo el día, lo que significa que probablemente no harás nada.

3. Sé tan humano como te sea posible

En otras palabras, estas personas están realmente a punto de tener sus mundos volteados. Algunos de sus llamados “amigos” están a punto de ignorarlos sólo porque ya no tienen trabajo. En la medida de lo posible, ayúdalos a encontrar nuevos puestos de trabajo.

Mantente en contacto si quedaron en buenas términos. Kurnit dice que se mantiene en contacto con la gente que tuvo que despedir sólo para que trabajen para él de nuevo, incluyendo a uno de sus co-fundadores en About.com. Es raro, pero sucede a veces que un empleado (Kurnit los llama miembros) no sea el adecuado en ese momento, pero él o ella podría serlo más tarde.

4. Y, finalmente, siempre asumir la total responsabilidad

En otras palabras, no les diga a los empleados que estás haciendo esto porque tu jefe te dijo que lo hicieras. Decirle a un empleado que eres simplemente el “mensajero” de tu jefe es una manera cobarde de absolverte de tu propia responsabilidad. El hecho es que, cuando alguien es despedido, nadie gana. Puede que sea mejor para la organización, pero también revela una brecha en el proceso de contratación de alguien y eso necesita ser arreglado.

Puede que Kurnit no haya estado en el extremo receptor de un despido, pero él recuerda dejar trabajos grandes y qué pasó después. Sobre todo, recuerda a la gente que lo ignoró porque no tenía una gran posición.

Lo que lleva a la última regla: si ves a un amigo o colega que ha sido despedido, haz lo correcto y acércate. Hazle saber que estás allí para ayudar.

Como Kurnit dice, “Una de las cosas que aprendí de mi papá… fue que cuando alguien perdía su trabajo, él era el que se acercaba a ellos. Ahora, eso es lo correcto. La mayoría de la gente no lo hace, no saben cómo hacerlo, pero otra cosa interesante que dijo fue: ‘Ellos van a trabajar de nuevo, y van a recordar que yo fui amable con ellos.'”

Obtén los mejores consejos para lograr el éxito en tu e-mail