tiempo

Lo que saben los ricos sobre el tiempo que tú también deberías saber

¿Cuánto estás dispuesto a invertir en tu tiempo libre?

Siempre he sido un gran fan de la Jerarquía de Necesidades de Maslow. Según Maslow, todos los seres humanos comienzan con las necesidades fisiológicas básicas, es decir, necesidades para sobrevivir, cosas como alimentos, agua, ropa y refugio. A partir de ahí, las cosas escalan a la seguridad, el amor, la pertenencia, la estima y, finalmente, la autorrealización.

Para Maslow, la autorrealización era convertirte en lo mejor de tu potencial, ser todo lo que podrías ser. Muchos de nosotros anhelamos eso, aunque pocos lo logran. Y podrías decir que aquellos que alcanzan el nivel de autorrealización crean constantemente nuevas áreas de logros.

El hecho es que las personas más exitosas en el mundo son aquellas que se destacan en vivir en el nivel de autorrealización. Pero hay una clave para alcanzar este nivel de necesidad que puede no ser evidente: es, literalmente, hacer tiempo.

Haciendo tiempo para tener éxito

Si alguna vez tuviste la sensación de que no estabas viviendo en todo tu potencial, sentiste el tirón de la autorrealización. Para la mayoría de las personas, ahí es donde se detiene, en el tirón. Después de todo, todos somos muy buenos para poner excusas sobre por qué algo que anhelamos lograr es poco práctico o imposible de lograr. Claro, suena bien en teoría, pero ¿quién tiene tiempo?

Si lo piensas, si hay algo que las personas extremadamente exitosas parecen tener, es mucho tiempo. Es posible que te hayas preguntado esto alguna vez: “¿Cómo logran hacer tanto?” Parece que las personas exitosas tienen una capacidad antinatural de hacer más que las personas promedio.

Es posible que sientas la tentación de pensar que esto se debe a una ética de trabajo más dura o porque dedican muchas horas. Y aunque eso puede ser cierto para unos pocos, la realidad es que las personas más exitosas entienden el valor del tiempo y de la creación al delegar tareas que absorben su tiempo.

¿Un desperdicio de dinero?

Cuando era pequeño, siempre admiré a las personas ricas que podían contratar doncellas y mayordomos para hacer las tareas domésticas por ellos.

Mi pobre padre sentía que, en el mejor de los casos, era un desperdicio de dinero contratar personas que pudieran hacer el trabajo por sí mismas. En el peor, sentía que estaban presumiendo sus riquezas.

Mi padre rico, por otro lado, no tuvo problemas en contratar personas que lo ayudaran a hacer las tareas domésticas. “Tu activo más importante es tu tiempo”, dijo padre rico.”La diferencia entre una persona pobre y una persona rica es cómo usan su tiempo y lo que están dispuestos a pagar cuando llega el momento“. Además, él sabía que contratando personas para ayudarlo a cocinar, limpiar y hacer las tareas domésticas de la casa, él estaba ayudando a alimentar a sus propias familias.

Mi padre pobre siempre hacía sus tareas domesticas y nunca soñaría en contratar a alguien para que las hiciera por él. Pero también se quejaba de que nunca tenía suficiente tiempo para hacer todas las cosas que quería hacer. Por alguna razón, nunca vio la conexión.

Mi padre rico, por otro lado, a menudo le pagaba a la gente por tareas que le tomaban mucho tiempo, y parecía tener un tiempo ilimitado para lograr grandes cosas. Comprendió que su tiempo era valioso y que una pequeña inversión en una limpiadora y cocinera le daba la oportunidad de realizar tareas de alto valor con su tiempo que solo él podía hacer.

Este es, por supuesto, el principio sobre el que se construye todo negocio exitoso: contratar empleados para que realicen tareas especializadas de modo que el propietario del negocio pueda enfocar su tiempo en construir y hacer crecer el negocio. Muchas personas ricas son ricas porque entienden este concepto y lo aplican tanto a los negocios como a la vida.

Comprar tiempo = comprar felicidad

Y hay otra ventaja en este enfoque de la vida: la felicidad. A menudo se dice que el dinero no puede comprarte la felicidad, y aunque eso puede ser cierto, lo que el dinero puede comprar puede hacerte feliz.

Como la Harvard Business School dice, “Una nueva investigación descubrió que todos seríamos campistas más felices y saludables si nos relajáramos en la cocina, el fregado y las compras, y en cambio arrojáramos un poco de dinero a estos problemas”.

La profesora Ashley V. Whileans, que ayudó a realizar el estudio, señala que muchas personas no tienen problemas para ahorrar “para vacaciones, experiencias personales, salir a comer bien y cuidar la salud”, pero no parecen sentirse libres de ahorrar y pagar por servicios que les liberarían tiempo.

Sin embargo, según su estudio, después de recibir $40 para gastar durante un fin de semana en algún artículo importante como una botella de vino o en compras que ahorran tiempo, “las personas informaron que gastar dinero en compras para ahorrar tiempo los dejó de mejor humor que gastar dinero en bienes materiales”.

Y cuando estás de mejor humor, estás más predispuesto a hacer tu mejor trabajo en las cosas que te importan, como construir ese negocio secundario. Las ideas fluyen, la productividad aumenta y las barreras se rompen.

Es hora de recuperar tu tiempo

Si continúas luchando contra esa sensación persistente de que podrías estar haciendo más, no te deshagas de ella. En cambio, te animo a buscar cómo puedes invertir para crear más tiempo y concentrarte en las pasiones y los objetivos que tienes para ti mismo. En lugar de mirar a un ama de llaves como un gasto, mírala como una inversión para poder alcanzar tus metas y sueños. La clave, por supuesto, es usar tu tiempo libre para hacer algo constructivo que te mueva hacia la autorrealización, no solo sentarse en el sofá y ver Netflix.

Hoy, comienza a pensar como los ricos cuando se trate de tu tiempo… y tal vez serás rico en poco tiempo.

Obtén los mejores consejos para lograr el éxito en tu e-mail