preguntas

Tres preguntas claves que debes hacerte al elaborar el plan de inversión que te hará rico

Logra avanzar con simplemente un plan para lograr una gran riqueza

Mientras viajo y hablo por todo el mundo, una de las cosas más alentadoras es conocer a miles de mujeres que están listas para comenzar su viaje en las inversiones.

Es emocionante pensar en cómo el mundo del dinero y las inversiones están cambiando de algo que se suponía los hombres debían encargarse, a algo que las mujeres quieren poseer por sí mismas. Y es satisfactorio saber que soy parte de ayudar a las mujeres a tomar el control de su futuro financiero.

Una cosa que noté, sin embargo, es que las mujeres tienden a pensar demasiado las cosas. Cuando llega el momento de hacer un plan para invertir, podemos hacer que sea mucho más complicado de lo que tiene que ser. Es natural. Cada vez que enfrentamos algo nuevo e intimidante, queremos tratar de controlar todo para sentirnos seguras, en lugar de simplemente seguir adelante con lo que sabemos.

Por lo tanto, me gustaría darles a las mujeres tres preguntas sencillas para que se hagan a sí misma y que las ayudará a planificar y empezar su viaje en el mundo de las inversiones. Si te haces estas tres preguntas, estarás años luz por delante de la mayoría de los inversores.

1. ¿Cuál será mi principal vehículo de inversión?

Puedes invertir en más de un tipo de inversión, pero aprendí que soy más exitosa si enfoco la mayor parte de mi tiempo y energía en uno solo.

Los cuatro tipos principales de inversión son: bienes raíces, activos de papel, negocios, y materias primas. Dentro de cada clase, hay multitud de sub-tipos de inversión de los que puedes aprender. Estudia cada clase, encuentra la que te emocione más, y vierte tu energía y tu pasión en ella.

2. Dentro de esa categoría de inversión, ¿En qué tipo de producto me voy a enfocar?

Por ejemplo, si inviertes en acciones, ¿En qué tipo de acciones te vas a enfocar? ¿En qué vas a convertirte en una experta?

Para mí, si invirtiera en acciones tecnológicas, fracasaría miserablemente porque no tengo ningún interés en ellas y sé casi nada sobre tecnología. Si elijo comprar una acción, pondría más atención en las empresas de bienes raíces.

Por el contrario, si eliges los bienes raíces como tu inversión principal, tienes casas unifamiliares, edificios de apartamentos, edificios de oficinas, centros comerciales, y muchas más en las que te puedes enfocar.

El punto es tomar simplemente una cosa en las que puedas ser experta y enfocarte en ella. Una vez que te sientas cómoda con esa inversión, elige la próxima en la que quieras enfocarte.

3. ¿En cuanto tiempo quiero lograr mi meta?

Una cosa es elegir un caballo; y otra es apostar financieramente en él. Establecer metas y fijarle un tiempo para lograrla te ayudará a tomar acción en tu plan de inversión.

A lo largo del camino, tendrás algunos éxitos y algunos fracasos. Sigue aprendiendo, ajusta, y sigue adelante con tu plan. ¡Es así de simple!

Obtén los mejores consejos para lograr el éxito en tu e-mail